Comunicación

Cambios veraniegos de imagen corporativa: 3 rebrandings que debes conocer

choice-color-palette-colors-5933

Dicen que una imagen vale más que mil palabras, y en cierto modo es así. Desde el punto de vista personal la forma en la que nos vestimos, peinamos, e incluso olemos o sonamos, influye en la percepción que tienen de nosotros.

Si pensamos desde el punto de vista emprendedor o empresarial, ocurre de igual manera, la forma en la que presentamos proyectos, presentaciones, o la manera en la que realizamos el branding, colores, logo, nombre… todo influye.

No sé si estáis al tanto de todos los rebrandings que se están llevando a cabo en estas semanas. Muchas de las marcas que vamos a mencionar ahora se han visto con un problema, la marca no conectaba con su público objetivo, se había quedado obsoleta o anticuada, o simplemente necesitaba actualizarse para estar en consonancia con las modas presentes y futuras.

Desigual

Resultado de imagen de desigual nuevo logo

Quizás el caso más sorprendete, atrevido e interesante de los que vamos a comentar. Su problema era que la edad media de sus clientes era elevada con respecto a las intenciones de la empresa. Por ello, el rebranding (en consonancia con la filosofía de la empresa) se intenta acercar a un público más joven y atrevido, desenfadado, haciendo algo que nadie había hecho: Usar como logotipo una palabra invertida.

BBVA

El caso de BBVA, aunque ha sido recibido con numerosas críticas en el campo del diseño, también muestra ese cambio de tendencia en diseño, haciendo la marca más amable y sobre todo adaptándola a los entornos digitales. En el caso de esta marca el problema era unificar bajo una misma marca todas sus denominaciones repartidas a lo largo del mundo. Además, después de 30 años con la misma imagen (salvo pequeñas modificaciones), un refresh no le venía mal.

Correos

La agencia de mensajería de España también se ha animado a rediseñar su imagen, incluso a presentarla con un trap. Apuesta por un diseño más simple, eliminando elementos y adaptando la marca a un entorno digital e internacional (ya que ha comenzado a realizar operaciones en Portugal). Además, destacar que incluso han creado su propia tipografía, “Cartero“.


Como veis, todas las marcas además de cambiar su imagen corporativa, han sabido sacar provecho de su rebranding usándolo como una campaña de marketing más. Dando a conocer los elementos y explicando al gran público las intenciones que hay detrás de toda esta actualización en las marcas.

Con estos ejemplos, podemos ver que es imprescindible en un mundo tan cambiante y accesible que nuestras marcas se muestren vinculadas a las tendencias actuales, que estén alineadas con la filosofía y objetivos de la empresa.

Y en tu caso, ¿en qué situación se encuentra la imagen de tu marca?

Jose Fco. Mengíbar

Deja una respuesta